×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Se ubica en la trama urbana de Puerto Montt, a menos de un kilometro del centro de la ciudad. Su emplazamiento permite en pocos minutos desplazarse al poniente con los servicios de la capital regional y hacia el oriente con el sector del balneario Pelluco a través de la ruta 7. De esta manera, esta caleta se convierte en la puerta de entrada a la carretera Austral y a la Patagonia chilena.

Antes de la existencia de la caleta Pichipelluco, en el lugar funcionó desde 1919 a 1931 un frigorífico que construyó, para el apoyo de sus faenas, un muelle y galpones para sus distintas secciones. Posteriormente en el sector se instaló una gran barraca y aserradero de Stange y Walter Toelgen recibiendo, para la exportación, no sólo madera, sino que también animales provenientes de las islas cercanas. Luego fue arrendado por Ferrocarriles del Estado, para ser usado como corral de animales. Las instalaciones del antiguo frigorífico fueron demolidas a mediados de la década del 50, quedando el muelle para el uso de los pescadores. Con el tiempo este muelle sufrió un peor deterioro, constituyendo hoy en día una estructura de pilotes corroídos, con pocas posibilidades de ser reutilizados.

Desarrollo pesca artesanal
La memoria de los pescadores de esta caleta señalan que, la actividad pesquera se instala en este lugar como a mediados del siglo pasado, a partir del asentamiento de pobladores que trabajan en las distintas fábricas ubicadas en aquel sector de Puerto Montt. De esta manera la pesca era una actividad complementaria, que apoyaba para el sustento diario de muchas familias del sector.

Los pescadores más antiguos de esta caleta recuerdan que en la década del 50 habían unas seis familias de pescadores que conformaron la caleta, cada una tenía su embarcación y trabajaban para vender sus productos por las calles de la ciudad. Por esos años, la pesca en Pichipelluco se desarrollaba principalmente con bote a vela y a remo, concentrándose en la captura de sierra. El mecanismo de captura era un anzuelo atado a un alambre de cobre o acero con una lienza y una plomada que se lanzaba y recogía rápidamente. Con la aparición del jurel, en los años 70 en adelante, se concentraron los esfuerzos pesqueros en esta especie, desplazando la pesca de sierra. En la década de los 80 se produce el auge de la merluza en el mercado y el repunte de la demanda de jurel. La merluza se transforma en la especie más apetecida por las pesqueras y además se incorpora como alimento a la dieta de los chilenos; ante la mayor demanda de la merluza, se incorpora la pesca con espineles, para aumentar su captura.

En la actualidad los pescadores de Pichipelluco se concentran en la pesca de merluza y en ocasiones puntuales capturan congrio. Los pescadores de este lugar están adscritos al Sindicato de Pescadores Miramar, fundado en 1982 y es uno de los más antiguos de Puerto Montt. Esta caleta no posee una demarcación territorial notoria, aunque sí se identifica unos puestos de venta de pescado, que administran los socios del sindicato, que han alcanzado cierta notoriedad por la venta de merluza fresca y del día. De este lugar, es posible tener una vista directa a la playa y apreciar las embarcaciones y el trabajo de los pescadores, ya sea desarrollando actividades de desembarque, construcción y reparación de artes de pesca y embarcaciones.

 

Servicios y atractivos turísticos

Desde la caleta se puede acceder fácilmente a servicios de esparcimiento, alojamiento y alimentación ubicados tanto en el centro de la ciudad Puerto Montt como en sector del balneario Pelluco. Desde el punto de vista turístico, en Puerto Montt y su alrededores se puede realizar trekking; observación flora y fauna; cabalgatas; escalada en roca; granja educativa y canopy.

Los atractivos de esta caleta están asociados a los de la capital regional; de esta manera, de la zona céntrica de Puerto Montt se destaca la Costanera, que es posible recorrerla a pie o en bicicleta; el Muelle, ubicado en el centro de la ciudad, que simboliza el desembarque de los primeros colonos; el monumento a los colonos alemanes, que representa una familia de inmigrantes alemanes y un lugareño; la catedral Nuestra Señora del Carmen, construida de alerce; casa del arte Diego Rivera, donación de la agencia de cooperación de México en reemplazo por la antigua “casa de botes” destruida por el terremoto.

Por otra parte, en Puerto Montt se realizan una serie de eventos, de las más diversa índole, durante todo el año; entre los más representativos están: Temporales Internacionales de Teatro; Fiestas Costumbritas “La Ruta de las Tradiciones”; Feria Gastronómica “Puerto Montt Invita”; Festival Sentados Frente al Mar y la Semana Puertomontina

 

Один из лучших сайтов о Joomla